Sala de autopsias nº 4: Cinco formas horribles de morir

por David P. Yuste

La muerte es algo de lo que evitamos hablar por diversos motivos, pero todos sabemos que más pronto o más tarde nos alcanzará.

Por eso hoy, queridos amigos y amigas, he decidido hablar sobre ella y sobre algunas maneras de morir poco agradables.

Por supuesto hay muchísimas, y a todos y todas nos gustaría que nos llegara en la vejez, plácidamente en nuestra cama y sin hacer ruido. Por desgracia, no siempre es así. Por lo que vamos a ello, y examinemos algunas de las formas de morir más desagradables que nos podemos encontrar.

1.MORIR DE HAMBRE

Cuando comemos, almacenamos grasa. Sin embargo, cuando al cuerpo le falta sustento empieza a devorar esa grasa. Una vez finalizada la grasa continúa por los músculos, algo que lo debilita de manera terrible. De esta forma, el sistema inmunológico comienza a fallar y podemos enfermar. Una vez que los músculos se agotan, los órganos vitales se absorben desde el interior.

Por último, la cosa puede ser peor. Ya que, si estamos vivos en este punto, el cuerpo comenzará a devorar el corazón, lo que finalmente provocará un fallo cardíaco.

2. MORIR POR LA CAÍDA DE UN ASCENSOR

Al estar de pie durante la caída de un ascensor, cuando este impacta contra el suelo los órganos pueden seguir en movimiento mientras el cuerpo se mantiene quieto. Eso provocaría no solo que las extremidades se rompieran por el golpe, sino que además nuestros órganos internos salieran por la parte inferior del cuerpo. De esta forma, si continuamos vivos podríamos ver cómo salen nuestras entrañas del cuerpo. Una manera sin duda grotesca de abandonar este mundo.

3. MORIR QUEMADO VIVO

Morir quemado vivo es una de las peores formas de morir y de las más insoportables, ya que padeceremos los siguientes sufrimientos en este orden: la piel se caerá y nos pelaremos vivos, luego los músculos se quemarán, pasando porque los órganos se quemarán en nuestro interior mientras seguimos viviendo. En cuanto a los ojos, sí amigos, los ojos dependiendo de la temperatura alrededor del aire pueden hervir dentro del cráneo o bien arder y quedarnos ciegos. Por tanto, será una muerte lenta y agónica, ya que podremos morir desangrados, asfixiados, de dolor o por el shock.

4. MORIR ELECTROCUTADO EN LA SILLA ELÉCTRICA

Aunque siempre se ha dicho que la silla eléctrica se inventó como un método indoloro para ajusticiar a reos, ya que tardaban en perder el conocimiento diez segundos, la ciencia nos aclara que en muchos casos no es así.

De hecho, un estudio ha revelado que los huesos más gruesos del cráneo podrían hacer de aislante, por lo que la electricidad podría literalmente calentar el cerebro o producir asfixia debido a la parálisis de los órganos respiratorios. Una muerte en cualquier caso poco placentera.

5. MORIR POR DESHIDRATACIÓN

La deshidratación puede durar hasta seis días, causando un sufrimiento constante.

El cuerpo comienza a absorber agua de distintos órganos, como por ejemplo el cerebro. Si el cerebro pierde mucho líquido, los dolores de cabeza y los calambres por todo el cuerpo serán constantes. Hasta que, después de todo este sufrimiento, entremos en coma.

Bueno, amigos y amigas, este ha sido el artículo instructivo del día. Así que si no queréis sufrir innecesariamente, evitad morir de estar formas.

Larga vida, y que todos tengamos salud para llegar a ser dulces o amargados ancianos.

¡Hasta la próxima!

Bueno, amigos y amigas, este ha sido el artículo instructivo del día. Así que si no queréis sufrir innecesariamente, evitad morir de estar formas.

Larga vida, y que todos tengamos salud para llegar a ser dulces o amargados ancianos.

¡Hasta la próxima!

2 comentarios

FRANKY febrero 11, 2022 - 10:35 am

Yo me pido viejo amargado

Responder
Morrigang febrero 11, 2022 - 12:15 pm

Precioso. 😬

Responder

Deja un Comentario

También te puede gustar