La bruja de Biertan (Verónica Cervilla)

por José Luis Pascual

Título: La bruja de Biertan

Autor: Verónica Cervilla

Editorial: Autopublicado

Nº de páginas: 206

Género: Brujería, fantasía oscura

Precio: 9,28€ / 2,99€ digital

La Rumanía del siglo XVI esconde secretos más allá de Vlad Tepes y curiosas costumbres que sorprenderían a más de una mente del siglo XXI. Así, en el pequeño pueblo transilvano de Biertan se conservaba la tradición de encerrar a los amantes en la Torre de la Prisión si se sospechaba que existían intenciones de divorcio. Cuando Crina es confinada allí por quien menos espera, tan solo un viejo diario que contiene las idas y venidas de una famosa bruja gitana le ofrecerá la clave para tomar una importante decisión y hacer frente al ultimátum que amenaza su matrimonio.

Estas líneas conforman la sinopsis de La bruja de Biertan, novela con la que Verónica Cervilla (Al otro lado del espejo) da un paso más en su carrera literaria. Y la propia sinopsis ya nos deja las primeras pistas de por dónde van los tiros. Las tradiciones cobran una gran importancia en la novela, y lejos de ir a lo fácil al enmarcar su obra en Transilvania, Verónica hila una historia plagada de costumbres y comunidades muy alejadas de todo lo relativo al vampirismo. Ahí encontramos la primera muestra de originalidad.

La bruja de Biertan discurre ágil gracias una la interesante estructura, basada en dos líneas temporales que cuentan dos historias distintas, y a la disposición de unos capítulos cortos que se leen muy rápido. Cada bloque da comienzo con un capítulo correspondiente a la primera historia, la de Crina y su esposo, encerrados por propia voluntad de él, y que funciona siempre a modo de introducción de la historia más larga, la de Mitica. 

La novela está muy bien conducida desde el inicio, y nos lleva a conocer el recorrido vital de Mitica desde su infancia hasta convertirse en una bruja “con todas las de la ley”. Se vislumbra un importante trabajo de documentación detrás de la historia, y sobre todo la intención de diferenciar la figura de la bruja de aquella a la que nos ha acostumbrado el género de terror. Aquí se nos presenta a las brujas como personas con habilidades especiales y con el poder para realizar conjuros, que no han de tener necesariamente un propósito negativo. En ese sentido, no es difícil empatizar con la protagonista, ya que en realidad el personaje es una representación de la dicotomía entre el bien y el mal que, por naturaleza, está presente en todo ser humano.
Los acontecimientos terminan convirtiendo a Mitica en alguien tan temido como amado. Y tal vez sean esos los principales temas de los que nos habla la novela, el amor y el temor como dos raíces entrelazadas inexorablemente.

La historia tiene un punto de clasicismo, en cuanto a su concepción de tragedia, que remite a grandes obras de la literatura, pero sabiendo adaptarse a un lenguaje y ritmo modernos y fluidos. Aunque la trama no presenta grandes novedades, reconozco que la autora consiguió sorprenderme en el desenlace, trastocando la idea que se me había ido formando en la cabeza respecto al nexo de unión de las dos líneas temporales. Me parece uno de esos puntos que son de agradecer.
A nivel narrativo, es destacable la habilidad de Verónica Cervilla para plantar escenas o diálogos relevantes al final de los capítulos, creando con ello el necesario efecto de enganche para con el siguiente capítulo. El ritmo de la lectura es el preciso, ni muy alto ni muy reposado.

Pese a tocar en profundidad temas que podrían enmarcarse en el género, La bruja de Biertan no es una novela de terror, sino más bien de fantasía oscura tamizada con toques románticos y, sobre todo, con situaciones que plantean problemas que se le podrían presentar a cualquier persona. Además, la obra cuenta con un marcado componente de reivindicación de la mujer en tiempos difíciles, claramente extrapolable a los tiempos que vivimos.

La bruja de Biertan resulta una lectura bastante agradecida, que acierta al conjugar una trama clásica con un trasfondo social que se antoja más actual que nunca. Además de eso, nos descubre una serie de costumbres pertenecientes a un pueblo que es célebre por otras cuestiones más “vampíricas”. La ya clásica temática del “miedo al diferente” deviene aquí en un canto a la individualidad que suele estar poco presente en este tipo de obras, y que se antoja como un factor novedoso y acertado.
En definitiva, lean esta novela.

2 comentarios

Avatar
Roxanna. Yepez octubre 3, 2020 - 1:04 pm

Excelente reseña, una invitación para leer esta historia imposible de rechazar.

Responder
Avatar
José Luis Pascual octubre 3, 2020 - 1:15 pm

Muchas gracias, Roxanna. Espero que te guste la novela de Verónica.

Saludos.

Responder

Deja un Comentario

También te puede gustar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Aceptar Leer más