Arde (Sara Prida Vega)

por Sofía Guardiola

Título: Arde

Autor: Sara Prida Vega

Editorial: InLimbo

Nº de páginas: 74

Género: Poesía

Precio: 9,50€

EL POEMARIO INCENDIARIO DE SARA PRIDA VEGA

Este poemario editado por InLimbo Ediciones debería venderse únicamente con receta médica, pues es como una de esas pastillas que causan un gran efecto con una dosis ínfima. En tan solo dieciocho poemas, Sara nos habla de la España vaciada y de la cantidad de recuerdos que caben en ella, de la suerte que corrieron en la Guerra Civil sus antepasados y de las personas a las que ha querido, con las que ha viajado, a las que ha mostrado algunos de los recovecos de su interior que también se iluminan ante los lectores de estos poemas.

Sí es cierto que, a pesar de ello, me hubiera gustado que el libro fuera más extenso, no solo porque he disfrutado de la poética directa y descarnada de Sara, sino también para poder entenderla mejor, hacer un esbozo más completo de su voz y de lo que quiere contarme, pero creo que esa es la única pega que puedo sacarle al libro. El resto me ha cautivado.

Sara Prida crea imágenes que, tal y como la portada de este libro, son bellas y retorcidas a partes iguales, oscuras y atrayentes como los mejores fotogramas de Ari Aster. Nos habla de una abuela que cose botones por todo el cuerpo de las muñecas de su nieta para que parezcan ojos, de dos viajantes que juegan con su saliva en un vagón de tren antes de escupirla sobre un cementerio y de un novio que tuvo, que ya quería cortarse las venas antes de conocerla.

Nos introduce en un mundo propio, que combina textos sencillos con los que conectamos enseguida y otros extraños y crípticos que se deben leer en varias ocasiones si queremos que su significado se nos revele, aunque ni siquiera después de hacerlo estemos seguros de haber desentrañado todo lo que las palabras de Sara contienen.

Es, sin duda, un poemario para aquellos que quieran encontrar una voz nueva, propia y poderosa que aún tiene muchísimo que decir, y que ahora lo hace tras unas hojas encabezadas por una niña ciega con un corazón entre las manos y acompañadas con la cerilla con la que ella e InLimbo nos invitan a hacer que el mundo arda.

Además, por último, creo que cabe destacar lo cuidado de la edición de este libro. Últimamente, encuentro por desgracia muchos libros de poesía con ediciones que no me dicen mucho, que no trasmiten sensación de trabajo, de esfuerzo ni de cariño hacia las letras allí plasmadas. Puede que sea porque el público de poesía no es mayoritario, o porque están proliferando editoriales nuevas de este género que aún tienen mucho que mejorar y aprender (seamos positivos, quedémonos con esta segunda opción), pero no es el caso de InLimbo, pues parecen haber tenido en cuenta cada detalle para ofrecernos un libro que muestre el cariño que sienten por lo que hacen.

Deja un Comentario

También te puede gustar